Inicio Opinión LA MUJER DE HOY PUEDE Y DEBE VER MÁS ALLÁ…

LA MUJER DE HOY PUEDE Y DEBE VER MÁS ALLÁ…

por Andres Ortega

Por: Kattheryn Villegas

Estamos en la segunda década del siglo XXI y cuándo hablamos de mujeres, estamos hablando de seres capaces de ocupar sitiales de liderazgo en todas esferas de la sociedad, porque tenemos mejores condiciones de igualdad que en ningún otro momento de la historia.

 Hemos explorado y conocemos el poder que somos capaces de lanzar al mundo, para cambiarlo, para mejorarlo, para aportar en el camino del progreso, sin dejar de contemplar cada línea, al momento de expresar nuestros sentimientos.

Por eso, considero relevante motivar a las niñas, a ser mejores que sus madres, que se amen tal como son, que vean su futuro mucho más allá del sueño de tener los estándares de belleza que le permitan ser modelo de pasarela, cuando crezcan.

Hoy con la equidad de género se puede demostrar la capacidad que tiene la mujer, de realizar cosas que, por muchos años, se negaron por el machismo.

Las mujeres dependían y estaban bajo la tutela de su padre y luego de su marido, no podían ser nada más que madres y amas de casa. No podían surgir en otros ámbitos.

Pero ahora se ha demostrado que hay mujeres con la capacidad de llegar lejos y aportar con su trabajo, tenacidad y talento, al mundo entero.

Cómo la chica astronauta Alyssa Carson. Una Joven de 19 años, con un pensamiento profundo, preparada cuerpo y mente para viajar al cosmos y conquistar las estrellas.

Es por eso, que llama tristemente la atención, que muchas otras chicas jóvenes, sólo piensan en fiestas… En ser la más guapa, en participar en certámenes de belleza (que no tiene nada de malo) pero también hay que mirar otro tipo de ejemplos a seguir como modelos de éxito, sin desdeñar la autenticidad de nuestra esencia.

Lo que quiero decir, es que como mujeres somos muy valiosas y tenemos que aprender a descubrir, cada detalle de nuestro cuerpo, mente y alma, ese talento oculto que quizás por miedo al qué dirán, nunca salió a flote, impidiendo demostrar potencial, en ámbitos en los que antes no incursionábamos porque eran tiempos en que la sociedad no permitía hacerlo. Hoy, sin embargo, vivimos una época distinta y hay que aprovechar de manera positiva y proactiva las oportunidades que tenemos.

¡Amémonos mujeres! ¡Liberemos nuestra mente, atrevámonos a expresarnos a conseguir nuestras metas y nuestros sueños! El límite es el cielo.

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y el manejo de sus datos por parte de este sitio web.